Ir al contenido principal
Idioma

Mi cuenta

Idioma

Las tecnologías de tratamiento de aguas – La depuración del agua 

Air Liquide explica cómo es el tratamiento de aguas residuales.
Descubra el objetivo y el funcionamiento de los procesos de depuración del agua.

¿Quiere profundizar este tema con nuestros expertos?

¿Por qué es necesaria la depuración del agua?

Las industrias y las instalaciones urbanas son responsables de la contaminación del agua. Dado que se trata de un recurso limitado, resulta hoy en día indispensable depurarla. De esta forma, más personas podrán beneficiarse de ella, sin riesgo para la salud.  

En España, las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) deben cumplir una reglamentación nacional y europea cada vez más estricta. Sin embargo, por negligencia, pero también por temor a una inversión demasiado importante, existen numerosas plantas que no tratan sus aguas residuales como deberían. Es un riesgo para ellas, ya que pueden resultar sancionadas incluso con el cierre de la actividad, pero también es un peligro para el medioambiente y la población.

Con el objetivo de generalizar la depuración de las aguas y de proponer soluciones a la vez eficientes y económicas, Air Liquide, especialista en gases industriales, interviene desde hace más de 30 años en el tratamiento de efluentes. Perfectamente adaptadas a los desafíos actuales de tratamiento de aguas residuales, independientemente del sector afectado, estas respuestas a medida son utilizadas hoy en día por numerosas empresas y colectividades.


Las grandes etapas de la depuración del agua

Las estaciones depuradoras pueden intervenir en el tratamiento de aguas residuales o en la potabilización del agua. Por definición, la estación de tratamiento de aguas residuales permite eliminar la contaminación del agua (doméstica, industrial o pluvial) para poder verterla en un medio natural (lago, río, mar) o reutilizarla. La vocación de una EDAR es adecuar la calidad del agua para que cumpla las normas medioambientales en vigor. 

En una estación depuradora, el tratamiento de aguas residuales se realiza en tres etapas distintas antes de verterlas en un medio natural. Se trata de los tratamientos previos, tratamientos primarios y tratamientos secundarios.

Los tratamientos previos

Los tratamientos previos tienen por objetivo eliminar las materias en suspensión. Esto puede hacerse por desbaste, que es el proceso más habitual que permite retener los residuos grandes, gracias a una rejilla que filtra las aguas residuales.

El desarenado, por su parte, tiene por objetivo eliminar la arena y la gravilla, gracias principalmente al proceso de sedimentación. Consiste en dejar reposar el agua durante el tiempo que las partículas requieran para depositarse en el fondo del depósito.

Para terminar, el método de desengrasado tiene por objetivo eliminar las materias grasas contenidas en el agua mediante flotación. El aire se inyecta en el fondo del tanque y las grasas salen de forma natural a la superficie.
 

Los tratamientos primarios

Los tratamientos primarios son básicamente procesos de depuración físicos o fisicoquímicos equivalentes a una decantación. Esto permite eliminar cualquier contaminación sólida presente en el agua y reducir de un 30 a un 40 % la DBO (demanda biológica de oxígeno) y la DQO (demanda química de oxígeno).

El establecimiento de este tratamiento primario reducirá considerablemente la cantidad de materia orgánica que se tratará a continuación. Sin embargo, en las depuradoras estaciones que emplean el sistema de lodos activados, esta fase resulta inútil, ya que la decantación se incluye de facto en el tratamiento mediante lodos.
 

Los tratamientos secundarios

El tratamiento secundario tiene por objetivo tratar las últimas compuestos orgánicas presentes en el agua a través de una tratamiento biológica. Las materias orgánicas se vuelven a tratar con el objetivo de reducirlas al mínimo.

El carbono y el nitrógeno son los principales gases utilizados en el tratamiento biológico de las aguas residuales. Los dispositivos para tratar los lodos activados dependen del tamaño de la estación, de las necesidades medioambientales y de la naturaleza del proyecto.

Los tratamientos secundarios fisicoquímicos permiten por su parte eliminar el fósforo. Estas redes de saneamiento se adaptan a las estructuras cuyos vertidos se realizan en un medio denominado «sensible». Es posible entonces el uso de diferentes tecnologías en la estación: filtración, membranas, tratamiento químico y/o biológico.
 

¿Cómo se emplea el gas en el proceso de depuración de aguas y de tratamiento de lodos?

La era de los ácidos y otros productos contaminantes ha quedado atrás. Afortunadamente, cada vez más se utilizan los gases para la depuración de las aguas residuales, con independencia de la fase del tratamiento.

Por ejemplo, el oxígeno puro se introduce en las instalaciones de tratamiento biológico para evitar la espuma y los olores. Permite también a las estaciones de saneamiento evitar recurrir a obras de ampliación. En efecto, una pequeña instalación con oxígeno tratará igual de bien el agua que una gran presurización clásica.

Por su parte, el CO2 permite en particular reducir de forma eficaz y progresiva el pH de los depósitos de aguas residuales: es el gas preferente para la neutralización de los efluentes. En cuanto al ozono, uno de los agentes oxidantes más potentes, tiene como principal virtud eliminar los microorganismos patógenos o contaminantes resistentes, principalmente los microcontaminantes (residuos farmacéuticos, productos de higiene), tensoactivos o tintas.

Los gases también tienen por objetivo tratar y revalorizar los lodos, los principales vertidos de las estaciones depuradoras. 

Hacer que nuestro universo sea más limpio también es nuestro papel... 

Air Liquide asesora a las empresas en la gestión y el tratamiento de aguas residuales industriales. Como expertos en la materia, respondemos a cualquier pregunta que pueda plantear sobre este tema. Porque nuestra misión es proponerle soluciones, pero también ayudarle a controlar nuestro universo para informarle, explicarle y permitirle decidir bien.

¿Ha buscado información específica? No dude en ponerse en contacto con nosotros; le responderemos en el plazo más breve posible.

¿Tiene un proyecto de tratamiento de aguas o una pregunta?

Descargue nuestro eBOOK GRATIS

Todo sobre el uso de gases en el tratamiento de aguas con casos prácticos

Descargue el eBook

Descubra nuestras soluciones

Planta de tratamiento de aguas residuales y efluentes industriales, tratamiento de agua potable: las posibilidades de tratamiento de sus efluentes son numerosas.
¿Se pregunta cuál es la que mejor se adapta a su planta?
Descubra nuestras soluciones para la regulación de pH, la oxidación avanzada y el tratamiento biológico.

Control del pH →

Oxidación avanzada →

Tratamiento biológico de aguas →

Tratamiento de aguas residuales →

¿Tiene una necesidad o petición en torno a nuestras ofertas?
Rellene este formulario, los equipos de Air Liquide se pondrán en contacto con usted lo antes posible.
Dirección

AL Air Liquide España S.A.
Pº de la Castellana, 79-5ª
28046 Madrid - ESPAÑA

Teléfono

900 80 36 44

Dirección de correo electrónico

soportecliente.es@airliquide.com