Ir al contenido principal
Idioma

Mi cuenta

Idioma

Proceso de soldadura blanda o fuerte

Descubra en qué consiste el proceso de soldadura blanda o fuerte, así como sus diferencias con la soldadura normal.

¿Quiere profundizar este tema con nuestros expertos? Contacte con nosotros →

welding_process

Diferencia entre soldadura normal y soldadura blanda o fuerte

Ciertos montajes no requieren soldadura para obtener un rendimiento mecánico: por ejemplo, ciertos tubos pueden montarse gracias a juntas creadas únicamente mediante la fusión del metal de aporte.

Al contrario que con la soldadura normal, para realizar una soldadura blanda/fuerte no fundimos las piezas, sino el metal de aporte. La aplicación de energía debe permitir por tanto alcanzar una temperatura superior a la temperatura de fusión del metal de aporte, pero inferior a la de las piezas que se van a montar. 

A diferencia de la soldadura normal, en la soldadura blanda/fuerte no existe continuidad química: el metal de aporte fundido, de naturaleza diferente a la de las piezas, es el que efectúa el montaje. 

Las aleaciones de soldadura blanda/fuerte pueden ser aleaciones de cobre, estaño o plata, por ejemplo, y se presentan por lo general en forma de varilla.

 

Funcionamiento del proceso de soldadura blanda/fuerte

Existen varios tipos de procesos de soldadura blanda/fuerte: la soldadura blanda y la soldadura fuerte.

Soldadura blanda

Las temperaturas de fusión del metal de aporte para realizar una soldadura blanda son inferiores a 450 °C.

 

Soldadura fuerte

La soldadura fuerte, también denominada soldadura dura, implica temperaturas de trabajo superiores a los 450 °C. La soldadura fuerte incluye la soldadura con broncesoldadora (soldadura con llama realizada a menudo gracias a un soplete).
Por ejemplo, para una soldadura en una aleación de plata-cobre, las temperaturas de fusión empleadas para montar las piezas se sitúan de media entre los 600 °C y 900 °C. Las soldaduras fuertes de latón o cobre se realizan a una temperatura de fusión que oscila entre los 700 °C y los 1.180 °C.

 

Metal de aporte y preparación

Es importante trabajar el estado de la superficie de las piezas antes de la soldadura blanda/fuerte. Para ello, hay que actuar respecto a tres propiedades físico-químicas: la capilaridad, la mojabilidad y la difusión. 

La capilaridad

La capilaridad debe definirse bien para que el metal de aporte crezca entre dos superficies que se quieren unir y que la soldadura blanda/fuerte se realice correctamente. Para ello, debe calcularse el hueco que debe llenarse con el metal de aporte y colocar los tubos de forma que respeten este espacio, para que la unión con el metal de aporte sea perfecta.

 

La mojabilidad

Hablamos de mojabilidad cuando el metal de aporte fusionado se extiende sobre un material sólido, es decir, las piezas que se van a unir. Existen dos tipos de humectación: la humectación total y la humectación parcial. 

 

La difusión

Hablamos de difusión cuando existe migración metálica, por lo general del metal de aporte hacia las piezas. 

 

Air Liquide, líder mundial en el sector de los gases, puede orientarle sobre la parte técnica de la soldadura blanda/fuerte con soplete. Air Liquide puede suministrarle los gases combustibles necesarios para la realización de las piezas soldadas con soldadura normal o blanda/fuerte, como el acetileno y, por supuesto, el comburente: el oxígeno. Podemos suministrar también gas inerte, para la soldadura con broncesoldadora en MIG, conforme con las normas en vigor.

Descubra nuestras soluciones

Soldadura industrial →

Arcal →

Albee →

Flamal→

Exeltop →

¿Tiene una necesidad o petición en torno a nuestras ofertas?
Rellene este formulario, los equipos de Air Liquide se pondrán en contacto con usted lo antes posible.
Dirección

AL Air Liquide España S.A.
Pº de la Castellana, 79-5ª
28046 Madrid - ESPAÑA

Teléfono

900 80 36 44

Dirección de correo electrónico

soportecliente.es@airliquide.com