Ir al contenido principal

Mi cuenta

¿Para qué sirve el tratamiento de aguas residuales?

Con independencia de que hablemos de un sistema de tratamiento biológico o químico, de grandes o pequeños depósitos, de instalaciones simples o sofisticadas, la depuración del agua tiene la misma finalidad.

¿Quiere profundizar este tema con nuestros expertos?

¿Por qué tratar las aguas residuales?

El agua se utiliza ampliamente en todas las actividades humanas, ya sean domésticas (actividades humanas) o industriales.

En general, empleamos agua limpia, o agua potable, que, después de su uso, se convertirá en agua residual. Es decir, que contendrá cierta cantidad de contaminación o compuestos que pueden perjudicar a las especies que viven en el medio natural.

Esto requerirá por tanto un tratamiento o una depuración para limpiarla antes de verterla en el medio natural de diferentes índoles: río, mar, lago, etc. Esta depuración es fruto de un sistema de tratamiento de aguas más o menos complicado, más o menos profundo o eficaz, en función de la contaminación que encontremos y de las características del medio natural. Este tratamiento debe responder a estas exigencias de calidad, y el Estado lo controla a través de legislaciones, decretos provinciales, etc.

 

¿Buscamos una calidad comparable con el agua potable?

La calidad del tratamiento de una estación dependerá mucho del medio en el que el agua tratada vaya a ser vertida. Efectivamente, hay medios muy sensibles, como los pequeños ríos, que requieren una depuración muy profunda, que buscan una calidad de agua casi perfecta.

Por otro lado, los vertidos pueden recogerse en colectores comunes, para dirigirse posteriormente a las depuradoras municipales, que acabarán el tratamiento. En este caso, no hay necesidad de que el tratamiento inicial sea demasiado profundo.

De esta forma, el tratamiento no tiene por objetivo hacer que el agua sea potable, sino liberarlo de sus contaminantes (residuos), como las materias en suspensión (sólidos) o disueltas, de naturaleza química u orgánica (como las heces, etc.). Para ello, una estación depuradora puede emplear diferentes técnicas y tecnologías combinadas como los tratamientos con lodos activados (biológico), los tratamientos secundarios y primarios, etc.

El uso de gases industriales (básicamente nitrógeno, oxígeno y CO2) resulta interesante, incluso necesario en ciertas etapas del saneamiento en una estación de tratamiento de aguas residuales. En particular, podemos citar la inertización de los lodos con nitrógeno, la potenciación y, por tanto, la ampliación de la capacidad de una estación con oxígeno puro, o el ajuste del pH de las aguas residuales con el CO2.

¿Tiene un proyecto de tratamiento de aguas o una pregunta?

Descargue nuestro eBOOK GRATIS

Todo sobre el uso de gases en el tratamiento de aguas con casos prácticos

Descargue el eBook

Descubra nuestras soluciones

Planta de tratamiento de aguas residuales y efluentes industriales, tratamiento de agua potable: las posibilidades de tratamiento de sus efluentes son numerosas.
¿Se pregunta cuál es la que mejor se adapta a su planta?
Descubra nuestras soluciones para la regulación de pH, la oxidación avanzada y el tratamiento biológico.

Control del pH →

Oxidación avanzada →

Tratamiento biológico de aguas →

Tratamiento de aguas residuales →

¿Tiene una necesidad o petición en torno a nuestras ofertas?
Rellene este formulario, los equipos de Air Liquide se pondrán en contacto con usted lo antes posible.
Dirección

AL Air Liquide España S.A.
Pº de la Castellana, 79-5ª
28046 Madrid - ESPAÑA

Teléfono

900 80 36 44

Dirección de correo electrónico

soportecliente.es@airliquide.com