Ir al contenido principal
Idioma

Mi cuenta

Idioma

Neutralización del pH de las aguas residuales industriales: ¿Cómo funcionan los sistemas de inyección de gases?

Air Liquide explica el proceso de neutralización de las aguas residuales industriales.
Descubra el sistema que mejor se adapta a su estación gracias a nuestros expertos y conviértase a su vez en un experto en la materia.

Cualquier actor del tratamiento de aguas residuales debe controlar el pH de su agua antes de verterla al medio natural. Air Liquide, uno de los líderes mundiales en gases y especialista en el tratamiento de aguas residuales, aclara el funcionamiento del sistema de control del pH.

 

¿Qué es el pH

La medición del pH (potencial de hidrógeno) permite definir el carácter ácido de una solución, o su opuesto, es decir, básico (o alcalino).
El pH se mide con ayuda de un pHmetro en una escala de 0 a 14. Una solución se denomina equilibrada o neutra cuando tiene un pH de 7, el valor que se encuentra exactamente a mitad de la escala.
Por debajo de 7, la solución es ácida, y por encima, es básica. Cuanto más nos aproximamos al 0 y al 14, más se acentúa el carácter ácido y básico.
Desde el punto de vista químico, un ácido que se encuentra con una base o solución básica, se neutraliza. 

 

¿Por qué ajustar el pH del agua en la salida de la estación de tratamiento? 

En Europa, el pH de un agua vertida al medio natural debe situarse obligatoriamente por debajo de 8,5 como máximo, para preservar el medio natural. Por otra parte, si este no fuese el caso, el agua sería demasiado básica y habría que reducir su pH. El CO2, que es un diácido débil, permite reducir el pH de una forma muy precisa.

 

¿Por qué es importante conocer y controlar la tasa de pH de nuestra estación depuradora?

Analizar sus aguas, además de ser legalmente obligatorio, es necesario. Permite medir la eficacia y los efectos de su sistema de tratamiento de aguas. En efecto, ciertos parámetros pueden hacer variar el pH. Por ejemplo, una presencia de carbonato cálcico dará lugar a un agua muy mineralizada, con un pH elevado.

 

¿Sabía que?
El calcio no tiene ninguna influencia en el pH del agua. Es una creencia popular científicamente falsa. 
A pesar del uso de tratamientos para las aguas residuales, el pH puede ser demasiado alto o bajo. Se vierten grandes cantidades de agua al medio natural, y si el pH no es neutro, es tóxico para las especies acuáticas presentes en el medio. 
Un pH demasiado bajo está, en principio, exento de cualquier contaminación, pero es nocivo para el medioambiente, ya que se han eliminado los elementos indispensables para estos organismos. Un pH demasiado alto disuelve ácido en el medio receptor y elimina automáticamente cualquier vida.

 

¿Cómo modificar el pH de un agua demasiado alcalina?

Para reducir el pH de un agua demasiado alcalina, o básica, podemos emplear dos tipos de ácidos, que son:

Los ácidos fuertes

Podemos encontrar principalmente ácido clorhídrico (HCl), ácido sulfúrico (H2SO4) o ácido nítrico (HNO3). Estos ácidos se denominan fuertes, ya que tienen un carácter muy fuerte y a menudo se descargan en forma concentrada.
De esta forma, son capaces de acidificar mucho el agua. Por desgracia, a menudo resulta muy difícil detenerse en un valor objetivo de pH. Muy a menudo, lo que se hace es sobreacidificar.
Además, su fuerza y su concentración los vuelve peligrosos, tanto para los operarios, como para la duración de las instalaciones (corrosión), por lo que su uso es muy delicado. Requieren siempre un gran cuidado y una atención especial. 

 

La inyección de dióxido de carbono

El gas carbónico, también denominado dióxido de carbono o CO2, es un agente alternativo a los procesos químicos.
La inyección de CO2 demuestra una eficacia incontestable en la neutralización del pH. Este sistema de inyección de dióxido de carbono se adapta a todas las necesidades e instalaciones, con independencia del depósito.
Para la inyección, cada fase requerirá un equipo: evaporación, dosificación y disolución del  CO2. Contamos con una gama de evaporadores (atmosféricos o eléctricos), de cuadros de regulación (en función del caudal o con un sencillo on/off) y de sistemas de inyección.

Por ejemplo, nuestro inyector BICONETM resulta perfecto para inyectar dosis bajas, mientras que el POROXALTM está indicado para volúmenes de agua superiores.

 

Air Liquide y la neutralización del pH

Gracias a nuestra red de expertos localizados en España, que estarán disponibles para usted, le acompañamos en sus proyectos de tratamiento de aguas y de neutralización de efluentes alcalinos.
Le ayudarán a calcular sus necesidades respecto a la instalación y al CO2 en función del volumen y de las características de sus efluentes.
Además de suministrarle CO2 y de efectuar un mantenimiento regular de los materiales, nuestros expertos le orientarán a lo largo del proceso.

¿Tiene un proyecto de tratamiento de aguas o una pregunta?

Descargue nuestro eBOOK GRATIS

Todo sobre el uso de gases en el tratamiento de aguas con casos prácticos

Descargue el eBook

Descubra nuestras soluciones

Planta de tratamiento de aguas residuales y efluentes industriales, tratamiento de agua potable: las posibilidades de tratamiento de sus efluentes son numerosas.
¿Se pregunta cuál es la que mejor se adapta a su planta?
Descubra nuestras soluciones para la regulación de pH, la oxidación avanzada y el tratamiento biológico

Control del pH →

Oxidación avanzada →

Tratamiento biológico de aguas →

Tratamiento de aguas residuales →

¿Tiene una necesidad o petición en torno a nuestras ofertas?
Rellene este formulario, los equipos de Air Liquide se pondrán en contacto con usted lo antes posible.
Dirección

AL Air Liquide España S.A.
Pº de la Castellana, 79-5ª
28046 Madrid - ESPAÑA

Teléfono

900 80 36 44

Dirección de correo electrónico

soportecliente.es@airliquide.com