Ir al contenido principal

Dióxido de Carbono

Anticipándonos a las necesidades diversas del sector

El dióxido de carbono sirve para una serie de aplicaciones clave.

El dióxido de carbono (CO2) sirve para una serie de aplicaciones clave en distintos sectores. En estado sólido (-78°C), el dióxido de carbono, también conocido como hielo seco, es una fuente de frío que se puede utilizar como fluido criogénico para procesos como la ultra congelación para conservación de tejidos y la extinción de incendios, ya que es no combustible. El dióxido de carbono emitido a la atmósfera por las actividades químicas y, de petróleo y gas, puede capturarse y purificarse para su uso en muchos sectores y aplicaciones distintas.

Modos de Suministro

El dióxido de carbono está disponible a granel, en botellas individuales, en bloques de botellas y dewars líquidos. Ofrecemos dióxido de carbono comprimido y dióxido de carbono líquido con distintos niveles de pureza, y volumen.

Equipos

Air Liquide fabrica equipos de manipulación de gases para suministrar dióxido de carbono puro y mezclas de dióxido de carbono, de forma segura, a su punto de uso, incluyendo manómetros, calentadores eléctricos y manifolds de estación única.

Industrias relacionadas

Automoción
El dióxido de carbono se utiliza como componente en muchas mezclas de gases de la marca ScottTM, incluyendo mezclas de gases de dos o más componentes, utilizadas en el sector de la automoción. El dióxido de carbono en nitrógeno se utiliza como mezcla de calibración de gases patrón en la prueba de emisiones de motores. Estas mezclas están acreditadas por la norma ISO 17025 y cumplen con la norma Part 86.

Alimentación y Bebidas
Air Liquide suministra dióxido de carbono a clientes de los sectores de los alimentos y las bebidas para una serie de aplicaciones, incluyendo la carbonatación. El dióxido de carbono líquido para bebidas es un ingrediente clave de las bebidas carbonatadas como los refrescos, la cerveza y el vino. El sector alimentario utiliza dióxido de carbono para aplicaciones de procesamiento de alimentos como la congelación y la refrigeración, el envasado en atmósfera modificada y el control de temperatura para productos sujetos a almacenaje y transporte. Las plantas de producción de dióxido de carbono de Air Liquide que abastecen al sector de los alimentos y las bebidas han logrado la Certificación del Sistema de Seguridad Alimentaria 22000 (FSSC 22000), una norma de seguridad alimentaria reconocida internacionalmente.

Fabricación de metales
En el sector de la fabricación de metales, el dióxido de carbono se utiliza a gran escala como gas de respaldo en el proceso de soldadura semiautomática.

Tratamiento de aguas
En muchos sectores, el dióxido de carbono se utiliza para aplicaciones de tratamiento de aguas como la reducción del pH para neutralizar procesos y flujos de aguas residuales.

Oil & Gas
En el sector upstream del petróleo y el gas, el dióxido de carbono se utiliza en aplicaciones de servicios de pozos, como la fractura hidráulica, así como en aplicaciones de Recuperación de Petróleo Mejorada (Enhanced Oil Recovery, EOR), como el desplazamiento miscible.

Dióxido de carbono de alta pureza para investigación y desarrollo
Air Liquide ofrece dióxido de carbono como gas puro disponible en tres calidades. El dióxido de carbono para cromatografía supercrítica (Supercritical Grade Chromatography, SFC) de ALPHAGAZTM está cuidadosamente fabricado para minimizar las impurezas críticas que influyen en el rendimiento de la SFC. El dióxido de carbono de la clase SFC tiene una pureza del 99,995%. El dióxido de carbono para extracción supercrítica de fluidos (Supercritical Fluid Extraction, SFE) de ALPHAGAZTM se ofrece con una pureza del 99,997%, que resulta perfecta para extraer componentes. El dióxido de carbono de la clase ALPHAGAZTM 1, con una pureza del 99,999%, está diseñado para otras aplicaciones de laboratorio.