Ir al contenido principal

Seguridad, Calidad y Medio Ambiente

View

Control del pH del Agua

Para el control del pH del agua, Air Liquide propone una solución Nexelia™ diseñada a medida y personalizada.

La limpieza in situ (Cleaning–in-Place, CIP) en industrias en las que la higiene es crucial, como los sectores de alimentación, bebidas y farmacéutico, conlleva que muchos
negocios utilicen productos de limpieza alcalinos fuertes para tanques y tuberías. También existen muchos procesos que, como consecuencia de su funcionamiento rutinario, generan aguas residuales altamente alcalinas, es decir, con un pH elevado.

Nexelia™ para el Controle del pH

Nexelia™ para el Control del pH del agua es una solución de gases integral de Air Liquide y una opción respetuosa con el medio ambiente que puede resolver los problemas inherentes a la utilización de ácidos minerales. Incluye todo, desde el gas hasta los sistemas de disolución para la aplicación de dióxido de carbono (CO2) en el control del pH de las aguas residuales.
Nexelia™ para el Control del pH es adecuado para las plantas de tratamiento de aguas residuales municipales o industriales.

Suministro de dióxido de carbono (CO2)

Con el Dióxido de Carbono (CO2), la regulación del pH es simple y precisa. Esta técnica evita el exceso de acidificación. El dióxido de carbono es una solución mucho más segura que el uso de ácidos fuertes, ya que su manejo es seguro para sus empleados.

Más fiable, sin riesgo de sobredosis y con una regulación más precisa del pH, el CO2 no causa ninguna contaminación secundaria y puede ser manejado sin riesgo por sus colaboradores. Más seguro para su equipo, el CO2 también le permite controlar sus costes operativos.
Armario de Control del Gas (1) y Inyector Bicono (2)

Controle del pH con la tecnología Air Liquide

El ARMARIO DE CONTROL DEL GAS (1) es una unidad de regulación, perfecta para inyectores de gas que utilizan motores eléctricos de hasta 22 kW / 45 A cuando es necesario y un sistema de dosificación para inyectar hasta 200 kg/h.

El INYECTOR-BICONO (2) es capaz de disolver el CO2 en el agua hasta un límite de saturación. Es muy efi ciente en aguas de proceso en las que la solubilidad del gas está limitada por las condiciones de funcionamiento (por ejemplo, a temperatura > 40 °C) y es la mejor opción cuando el CO2 tiene que disolverse en un efluente de aguas residuales con alto contenido en calcio.

El CS-NOZZLE (3) es un sistema de inyección de CO2 que genera una caída de la presión entre 0,5 y 1,2 bar, lo cual produce un efecto de expansión – dispersión que mezcla el agua y el CO2 gaseoso. Es un equipo que se instale en tubería.

La LANZA INYECTORA DE CO2 (4) se ha diseñado para efluentes de agua a presión en las tuberías. Se monta una boquilla en el extremo inferior para generar pequeñas burbujas de gas y disolver el CO2 en el agua.

El INJECTOR-POROXAL (5) es un sistema de aplicación que consiste en una tubería con agujeros perforados instalada en el fondo de una balsa para realizar la inyección de CO2. Funciona sin consumo eléctrico, a menos que se añada un propulsor para mejorar la disolución. El INJECTOR-POROXAL es la mejor opción en depósitos, reactores y cámaras de contacto.

Amplio soporte técnico de nuestros expertos

Con Nexelia™, podrá contar con el apoyo total de los expertos en el tratamiento de aguas de Air Liquide, desde la auditoría de la capacidad de sus actuales sistemas de ventilación hasta los diseños preliminares y detallados, así como la implementación total en unos pocos días, incluida la puesta en marcha, la monitorización y el mantenimiento.

Qué beneficios le aporta la solución Nexelia™

  • Seguridad: gracias a su acción amortiguadora natural, el CO2 no puede reducir el pH del efluente muy por debajo de 6, y por tanto no se puede producir una sobredosificación.
  • Mejora del control del proceso: con el CO2, la bajada del pH se produce de forma más gradual que con los ácidos minerales, lo cual facilita mucho la realización de un control preciso.
  • Funcionamiento respetuoso con el medio ambiente: el CO2 es un producto reciclado y no produce residuos salinos, como sulfatos,  cloruros o nitratos.
  • Económico: el coste del CO2 suele ser aproximadamente el mismo que el del ácido sulfúrico y la mitad que el del ácido clorhídrico.
  • Facilidad de manipulación: Dado que el CO2 se suministra en un sistema presurizado (almacenamiento en botella o a granel), puede almacenarse lejos del punto de dosificación. Además, el producto está completamente cerrado hasta que se mezcla con el efluente, lo cual elimina los problemas de manipulación de ácidos minerales corrosivos.