Ir al contenido principal
Automoción
Elija la fase en la que Air Liquide interviene en su cadena de valor.

Regulación del pH

El CO2 se emplea para la regulación del pH como alternativa a los ácidos minerales como el ácido sulfúrico, el ácido nítrico o el ácido clorhídrico. El CO2 es un gas inerte que se convierte en ácido carbónico una vez disuelto en agua.

El uso de CO2 implica que no se manipule el producto (seguridad), que no haya corrosión en la instalación (menores costes de mantenimiento), una regulación precisa (ahorro de floculantes) y que no haya contaminación salina (cumplimiento de la normativa medioambiental).

Gases

Los siguientes gases industriales, suministrados por Air Liquide, se utilizan en su actividad y sus procesos. Contáctenos para ampliar información.

Equipos para gases industriales

Equipos para la industria de la Automoción
 

Servicios

Air Liquide les ofrece un conjunto de Servicios Asociados. 

  • Gestión del gas
  • Apoyo local
  • Mejorar el rendimiento del proceso
  • Servicios de emergencia (back-up) y temporales para el suministro de gases

Recursos

¿Por qué elegirnos?

  • 01

    Oferta variada

    Ofrecemos botellas de gases en diferentes volúmenes y concentraciones, así como todos los equipos de manipulación de gases asociados. También suministramos volúmenes a granel y soluciones de almacenamiento, además de tecnologías de producción in situ.

  • 02

    Cumplimiento normativo

    La pureza, la precisión, la fiabilidad y la velocidad de suministro de nuestros gases especiales mejoran la fiabilidad de los análisis para una mayor garantía de cumplimiento normativo.

  • 03

    Calidad

    Air Liquide fabrica gases con una amplia gama de purezas para satisfacer sus necesidades. Asimismo, podemos atender sus requerimientos de análisis para detectar impurezas específicas.

  • 04

    Innovación

    Los expertos del sector de Air Liquide están respaldados por una red global de I+D.

  • 05

    Sostenibilidad

    Nuestros productos de las marcas ARCAL™, LASAL™ y FLAMAL™ para la fabricación de metales se han diseñado teniendo en cuenta el medio ambiente, lo que permite la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y óxido de nitrógeno.